CENJU

¿Quiénes somos?

Centro de Estudios Avanzados en Niñez y Juventud del Cinde y la Universidad de

Manizales 

El CENTRO DE ESTUDIOS AVANZADOS EN NIÑEZ Y JUVENTUD fue creado el 13 de diciembre de 1999; mediante la resolución No.1454 del 31 de Mayo de 2000 del Ministerio de Educación Nacional. Esta iniciativa fue liderada por Sara Victoria Alvarado, Héctor Fabio Ospina, Carlos Eduardo Vasco, Eloísa Vasco, Guillermo Hoyos, Marta Arango, Ligia López, Francia Restrepo, Myriam Salazar, entre otros docentes-investigadores que desde su praxis venían reflexionando respecto a la necesidad de crear una estrategia que consolidara la  Alianza Estratégica entre la UNIVERSIDAD DE MANIZALES y el CINDE y que contribuyera  de forma significativa a los procesos de formación en el nivel de postgrado a nivel nacional e internacional.  Desde su inicio y hasta le fecha el centro ha estadobajo la dirección de la Dra. Sara Victoria Alvarado. 

El centro constituye  un gran proyecto desarrollado en el marco de una Alianza estratégica entre el CINDE y la Universidad de Manizales, caracterizada por la autonomía y por la cooperación para el fortalecimiento y crecimiento de las dos entidades; y dentro de la cual se han realizado, con mucho éxito, acciones conjuntas de gran relevancia como la Maestría en Pedagogías Activas y Desarrollo Humano, que luego toma el nombre de Maestría en Educación y Desarrollo Humano, los Encuentros Nacionales e Internacionales de Pedagogías Activas, Constructivistas y de Desarrollo Humano, el Doctorado en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, y el impulso de la Red de Pedagogías y Desarrollo Humano, entre otros; acciones en las que las dos entidades han aprendido a cooperar dentro de marcos de respeto mutuo.

La Alianza recupera las potencialidades de las dos instituciones: el CINDE aporta su experiencia de trabajo en el campo de la Niñez en América Latina, en las áreas de formación de talento humano, investigación, desarrollo social y diseminación, y la Universidad de Manizales aporta su capacidad Institucional y los desarrollos académicos e investigativos de sus facultades, que han enriquecido las acciones que se desarrollan en el contexto de los programas propuestos. 

El centro busca producir, desarrollar, validar, apropiar y diseminar conocimientos, modelos, experiencias y materiales de apoyo, esquemas de formación, de evaluación y de financiación, que enriquezcan y amplíen el saber científico universal y los saberes culturales específicos, en torno a la niñez, la juventud, la educación y el desarrollo, a través de los cuatro campos de acción: la investigación; el desarrollo humano, educativo y social; la formación; y la diseminación.

En calidad de centro de investigación con amplio reconocimiento y como polo de desarrollo nacional e internacional el compromiso ético y la apuesta política del centro se enfoca en la contribución directa a los procesos de desarrollo humano, educativo, cultural y social, que mejoren la calidad de vida de niños, niñas y jóvenes en situación de pobreza y conflictividad social, de Colombia y Latinoamérica, a través del señalamiento de lineamientos equitativos, solidarios, pertinentes, creativos, éticos y sostenibles para la formulación de políticas, el diseño y la ejecución de modelos y programas alternativos en ámbitos macro y micro, y de la formación de talento humano. 

Nuestros Sueños

  • En nuestro Centro aportamos a procesos de transformación social con, desde y para niños, niñas y jóvenes, familias, docentes, investigadores, agentes educativos, comunitarios y de política pública; ayudando a construir mejores condiciones de vida y fortaleciendo su potencial y capacidad de agencia en el marco de la ética del cuidado, la política y la estética orientada a formar sujetos que se piensan en relación con los otros y las otras para la construcción de paz. 
  • En nuestro Centro trabajamos por la autosostenibilidad de los procesos de investigación, formación, desarrollo y diseminación; la articulación entre las áreas de gestión administrativa y las áreas técnicas; y la promoción permanente de relaciones armónicas y encuentros ecológicos entre las personas que lo constituyen. 
  • En el Centro somos una comunidad de sentidos y afectos, que fortalecen los vínculos entre unos y otros; actuando desde el amor, el reconocimiento, la valoración de la diferencia y la diversidad; de nosotros y nuestras familias en dinámicas de alegría que valoran el juego, la lúdica y la fiesta construyendo con, desde y para los niños, las niñas y los jóvenes un habitar digno y feliz.